atletismo y muchas más cosas

atletismo y muchas más cosas

miércoles, 17 de febrero de 2016

Pasando "un 3000 obstáculos" sin ser sobre el tartán

Pues ahí estamos... a falta de diez días para el Campeonato Nacional de Cross de Clubes y en un estado de forma muy bajo. Para que andar con medias tintas. Mejor la sinceridad por delante. Febrero, que para tod@s l@s atletas es un mes de afinar, para mi está siendo un nuevo septiembre, pero además como si llevará dos temporadas sin correr.

Después del viaje a Santa Pola, donde conseguimos el Subcampeonato Nacional de Media Maratón por Equipos, y digo "conseguimos" ya que yo poco pude aportar (enferma desde el jueves tuve que retirarme); decidí descansar varios días y al final de esa semana además pasar por el sillón de la Clínica Dental Seone-Pampín para quitarme la muela del juicio. La cosa se complicó, hinchazón, muchos dolores y finalmente la vuelta a los entrenos se tuvo que retrasar aún más.
 

El 8 de febrero nuevamente "reinicio" pero mis piernas parecen que se han olvidado de hacer kilómetros. Sumado que la climatología no ayudaba nada y tocaba hacer bastante elíptica. Aún con todo ello mi ánimo no decayó, el domingo 14 "las Pampineras" teníamos marcada la fecha en el calendario con el objetivo de revalidar el título de Campeonas de Castilla-La Mancha en Sonseca (Toledo).

Los entrenos habían sido lentos pero buenos. Siempre he sido de esas atletas que no tienen grandes tiempos pero que compiten mucho mejor de lo que entrenan. Bueno, ¡pues eso también se me ha debido de olvidar... jajjajja! Había previsión de lluvia y mucho aire. Al final tuvimos un poco de todo, ¡hasta granizo! Sonseca nos vio subir a lo más alto del pódium como Campeonas por equipo, además individualmente Lucía y Sonia se hicieron con el oro y la plata.




Maite y yo cerramos el grupo. En mi caso muy atrás, más de lo que me esperaba; para que engañarnos. Ésto me hizo pensar de todo en carrera: "madre mía, no estás ni pa'chope, Jimena", "¿y tú vas a correr en La Zarzuela?", "un cojo va más lustroso que tú, guapa" y una larga retahíla de pensamientos grises mezclados con un poco de humor... jejejjeje! Menos mal que para hacerme olvidarlos y cambiar "el chip" ya estaban Fernando, Rubén y Lucía dándome achuchones y ánimos. 




Lo positivo, lo de siempre: estos viajes y estos ratos que pasamos juntos hacen que valga la pena. Porque un equipo es un equipo, y están ahí; y aunque ahora no pude aportar mucho, espero devolvérselo con creces.





No hay comentarios:

Publicar un comentario